Red de Espiritualidad

  Agua de la Roca. Espiritualidad Marista que brota de la tradición de Marcelino Champagnat. Introducción.
 
Espiritualidad marista.
 
A lo largo de la vida, nuestra realidad espiritual interactúa dinámicamente con las experiencias que vivimos. Por una parte, lo que denominamos nuestra espiritualidad se va moldeando a medida que abrazamos esas experiencias; por otra, esta espiritualidad modela nuestra forma de relacionarnos con las personas, con el mundo y con Dios.
 
Cuando hablamos de espiritualidad nos referimos a ese fuego inextinguible que arde dentro de nosotros, nos llena de pasión por la construcción del Reino de Dios y se convierte en la fuerza impulsora de nuestras vidas, dejando que el Espíritu de Cristo nos guíe. Todo cristiano que viva de esta forma, crece en santidad.
 
Nosotros vivimos la espiritualidad cristiana de una manera peculiar: mariana y apostólica. Es una espiritualidad encarnada que surgió de Marcelino Champagnat y se desarrolló después entre los primeros hermanos, quienes nos la transmitieron como una herencia preciosa. Así como compartimos raíces comunes con los otros estilos de vida marista*, nosotros tenemos también una espiritualidad específica que se renueva constantemente mediante la acción conjunta del Espíritu y de nuestros esfuerzos personales y comunitarios por encarnarla en situaciones cambiantes y en culturas diferentes. Esta espiritualidad fortalece nuestra unidad y es un elemento crucial para el dinamismo de nuestra vida y misión.

next
prev
  1. ..
next
prev