Vinculación Laical al carisma Marista

 

  PROVINCIA NORANDINA Los Teques, Venezuela, diciembre 2 al 6 de 2017

 

 

En el marco del VI Capítulo Provincial de la Provincia Marista Norandina un grupo de 30 laicos con una larga trayectoria marista provenientes de Ecuador, Colombia y Venezuela, y después de un proceso de discernimiento, confirmamos públicamente nuestro compromiso como Maristas de Champagnat.

 

La celebración estuvo precedida por un encuentro que inició el día 2 de diciembre con una fraterna bienvenida por parte de los hermanos, quienes ya se encontraban reunidos como Capítulo Provincial y contaban con la presencia del H. Superior General Ernesto Sánchez y del H. João Carlos do Prado, Consejero general: Al atardecer de ese día 2, hermanos y laicos nos reunimos y en una bella eucaristía donde se dio posesión al H. César Augusto Rojas Carvajal como Animador  Provincial .

 

Los dos días siguientes, fueron de intenso trabajo, pero a la vez de excelentes reflexiones. La bienvenida estuvo a cargo de nuestro hermano Provincial , quien nos animó a seguir el camino como laicos maristas y complementó su reflexión con un bello vídeo que resumió de manera hermosa el testimonio de vida de Hermanos y Laicos a través de las diversas obras maristas en la Provincia; posteriormente, los hermanos Ernesto Sánchez, Superior General y João Carlos Do Prado, Consejero General, compartieron con nosotros las vivencias del XXII Capítulo General, a partir de dos preguntas: ¿Quién quiere Dios que seamos? y ¿Qué quiere Dios que hagamos?, nos invitaron a reflexionar sobre nuestro propio caminar, y los desafíos que se nos plantean como laicos maristas con las llamadas del Capítulo General, especialmente, cuando somos invitados a vivir como familia global Marista de Champagnat.

 

 

La tarde estuvo destinada a compartir y reflexionar junto con los hermanos capitulares cuales serían las llamadas para nuestra provincia; tanto los hermanos capitulares, como el laicado marista estábamos ubicados en 5 mesas de trabajo; así que, el trabajo de reflexión y discernimiento se hizo por correspondencia de mesas de trabajo: Este, fue un momento muy significativo, porque nos permitió encontrarnos como familia en comunión y conjuntamente encontrar nuestros llamados como Provincia.

 

El segundo día acompañaron nuestra reflexión dos laicos venezolanos: María García de Fleury laica diocesana quien abordó el tema papel del laico en la Iglesia actual y Héctor Izarra quien presentó la experiencia del laicado Escolapio. El día se cerró con el compartir que hicieron varios de nuestros compañeros maristas de las experiencias de formación, encuentros, talleres, vivencias y experiencias de los que hemos participado y con el reconocimiento y la gratitud a la provincia y a los Hermanos por la fuerte apuesta que se está haciendo en la formación y el acompañamiento de los procesos laicales que vive la provincia Norandina.

 

La experiencia de comunión fue trasversal a lo largo de todo el desarrollo del VI Capítulo Provincial y del encuentro laical, y tal vez de manera simbólica se nos regaló una hermosa imagen: en un salón se celebraba el VI Capítulo Provincial y justo en otro salón debajo del que se había destinado al capítulo, estábamos ubicados en nuestro encuentro laical y quisimos verlo como lo que sucede en la actualidad y es el llamado que se nos hace a los laicos de seguir sosteniendo y aportando para que la misión marista llegue cada día a más diócesis del mundo.

 

Los grupos no solo compartíamos los momentos de oración, de descanso, de compartir algunos quehaceres como la lavada de la vajilla o el arreglo del comedor, sino también, la inquietud que se generaba en los capitulares por acompañar el proceso que vivíamos de preparación al día 5 de diciembre.

 

La mañana del 5 de diciembre, se inició mostrando cómo están situados los procesos laicales de la provincia en relación con los procesos que vive el Instituto y que viven otras unidades administrativas y como se ha articulado la propuesta del marco global del proceso vocacional marista con los procesos laicales en la Norandina.

 

En la segunda parte de la mañana se presentó a la asamblea la fórmula de compromiso público carismático que emplearíamos en la celebración y luego se dejó un espacio de preparación personal para la celebración; para este espacio, utilizamos como herramienta la última ficha de nuestro itinerario vocacional, donde nuestros acompañantes nos dejaron algunas reflexiones que retroalimentaban nuestro proceso y finalmente cada uno plasmo su compromiso personal.

 

En la tarde nos desplazamos al colegio Champagnat de Caracas para compartir una vez más, hermanos y laicos, pero esta vez, estuvimos acompañados de los hermanos de la Comunidad de los Chorros y del colegio, algunos familiares de los laicos de Venezuela; así como el personal directivo, docente y de apoyo del colegio. Compartimos nuestras experiencias de vida y dimos inicia a la Eucaristía de nuestro SI.  En ella, reafirmamos nuestro amor a Jesús, a María Nuestra Buena Madre y a Champagnat. 

 

 

 

 

 

PALABRAS DE VIDA Y COMPROMISO

 

LAICADO MARISTA - PROVINCIA NORANDINA

 

Somos cristianos que hemos escuchado el llamado de Dios a entregar la vida para ser signos de alegría, esperanza, fraternidad y misericordia, en el seguimiento de Jesús y su evangelio al servicio de los más necesitados. Nosotros, laicos maristas de Champagnat, somos una familia de hombres y mujeres de fe que inspirados en San Marcelino Champagnat y de la mano de María, Nuestra Buena Madre, hacemos vida en la provincia Marista Norandina.

Somos conscientes que se nos ha regalado el don de la vocación laical marista. Por esto nos comprometemos a:

  • Ser discípulos de Jesús al servicio de su evangelio.
  • Hacer de nuestros hogares, familia y comunidad, un Nazaret.
  • Cultivar nuestra interioridad y relación personal con Dios.
  • Vivir la experiencia de la fraternidad evangélica entre nosotros y para con los demás, siendo solidarios de forma  efectiva con los niños y jóvenes más pobres y respondiendo con audacia y creatividad a las necesidades emergentes.
  • Promover nuevas formas de expresión de nuestro espíritu de familia como maristas de Champagnat, basados en la comunión como elemento fundamental de nuestra expresión carismática.
  • Revitalizar y dar a conocer el carisma Marista, como una forma  de expresar el rostro mariano de la Iglesia.
  • Promover y nutrir las vocaciones maristas desde un trabajo en conjunto donde el centro sea la persona en el seguimiento a Jesús.

Al ser conscientes de esta experiencia, damos gracias a Dios:

 

  • Por la vocación laical que nos llena de plenitud de fe y realización personal al servicio de la Iglesia.
  • Por permitir hacer nuestro el carisma marista como opción de vida.
  • Por las comunidades maristas, especialmente a los Hermanos Maristas de la Provincia Norandina por su apertura, testimonio y acogida.
  • Por la vida de nuestros acompañantes, quienes han sido testigos de nuestros procesos vocacionales.
  • Por nuestras familias, semillero de vocación marista, por su apoyo incondicional en este largo caminar, regalándonos espacios de tiempo y ser empuje de vida.
  • Agradecemos a Jesús por ser nuestro guía, a María por ser nuestro recurso ordinario, a Champagnat por la herencia espiritual que nos mueve a dar vida y darla en abundancia.
  • Por último, agradecemos el sentirnos llamados a ser parte de la familia global de los Maristas de Champagnat.

 

 

 

 

 

 

Rate this item
(0 votes)